• Daddy

5 minutos pá!


Regularmente cuando salgo del trabajo traigo en mi cabeza mil y una cosas que usualmente no son fáciles de dejar de lado cuando llego a casa, aun así lo primero que escucho cuando toco el timbre es un grito y muchos pasitos pequeños que corren a esconderse, mi esposa abre la puerta y nota mi cara sabe que hay algo que necesito compartirle para poder desahogarme, sin embargo, los murmullos de dos boquitas se escuchan a lo lejos y esperan que corra a buscar donde se esconden. Así que corro tras mis fugitivos, luego de encontrarlos sin importar el cansancio una guerra de cosquillas y muchos besos nos esperan, ahora es hora de papá, tomo mi pijama y me dispongo a comer, y al llegar a la mesa ella me espera ansiosa de saber como estuvo mi día, y allí sucede de nuevo, dos personitas pequeñitas interrumpen cada palabra que sale de mi boca en pro de contarme mil y una historias de su largo y divertido día, así que termino de comer y corro a escuchar cada palabra que tienen por contar, aunque al final no sé cuál de las historias entre risas e interrupciones logre realmente comprender.

Pasan los minutos y aunque anhelo estar en mi cama ya, ellos me piden correr a jugar, no importa si ya es muy tarde ese es nuestro momento y ya pronto será hora de ir a dormir, 5 minutos pa, es la frase que más amo, ya saben que es hora de ir a la cama pero aun así no quiero que se duerman, tengo pocos minutos al día para estar con ellos y cada que se van a dormir el vacío que se siente es inmenso, así que tomamos 5 minutos para los tres, son minutos mágicos en los que las historias se adueñan de mi mente y el estrés empieza a desaparecer, creo que si me preguntan es la mejor terapia que puedo pedir, pasan los minutos y comienzo a olvidar lo que sentía, mi mente se fija en este momento y todo pasa lentamente.

Llego la hora de dormir y por extraño que parezca siento que logre disfrutar más de lo que esperaba así que los llevo a la cama con la sorpresa de que me piden quedarse en la mía hasta quedar profundos para que luego los lleve a sus cuartos, en otro momento no accedería pero hoy son mi terapia, así que vamos todos a la cama y pronto quedan dormidos,Se que muchas veces quisieramos decirles, que no es el momento, se que muchas veces los problemas nos revuelcan la cabeza y quisieramos llegar a dormir y ya, pero les confiezo que desde que ellos llegaron a mi vida dificilmente me puedo negar a disfrutar estos momentos, he aprendido a descargar mi mente cuando estoy junto a ellos y realmente aprendi que esos 5 minutos que para mi no son nada, para ellos pueden ser una historia inolvidable.

Papá los días pasan y ellos crecen un día ya no te pedirán cargarlos, ni llevarlos a la cama, un día tú y ella podrán tener horas tendidas de charla sin parar, un día llegaras a casa directo a la cama sin que nadie interrumpa tu programa favorito, hoy disfruta las carcajadas, los juguetes y la bulla, regálate 5 minutos pá!.

#papá #pdres #hijos #descanso

0 vistas